Alimentación orgánica

La alimentación de las personas tiene que ser variada, pero nunca tenemos que dejar de lado los alimentos que son esenciales para que nuestra salud se encuentre sana y fuerte contra las enfermedades que se encuentran hasta en el aire, siempre debemos consumir fuentes grandes de vitaminas, hierro, calcio, cosas fundamentales para nuestro organismo, sobretodo para personas de edad menor como los niños y mayor como los ancianos, dentro de una vida sana podríamos incluir una alimentación orgánica, la cual se basa en comidas sin conservantes, sin ningún tipo de químico que nos ayudan a tener un cuerpo y una salud muy plenos.

Para que tengan una idea mas amplia de lo que significa una alimentación orgánica, podemos comentarles el echo de que para cultivar este tipo de comida no se usa ninguna técnica que pudiera dañar al medioambiente o resultará toxica en corto o largo plazo para nuestra salud, las sustancias inorgánicas están fuera de estas prácticas, nunca en esta denominación encontraremos plantas transgénicas ni nada por el estilo.

Cuando no consumimos una alimentación orgánica corremos el riesgo de que los mismos insecticidas que se utilizan para tareas agrícolas nos produzcan a nosotros, quienes seriamos los consumidores finales del alimento, daños en el sistema nervioso, así como también en los riñones, cerebro o hígado; Por estas razones es tan importante que podamos confiar en la comida que traemos a casa y no tengamos miedo de padecer alguna de estas enfermedades en el futuro.

Siempre debemos verificar que sean fuentes confiables las que nos venden los alimentos diciendo que pertenecen a la alimentación orgánica para que lo sea de verdad, ya que con este sistema le hacemos bien al medioambiente, a nosotros mismos y a toda la ecología de nuestro planeta.

Existen maneras de reconocer a simple vista un alimento cuando no es orgánico, estas son por ejemplo mirar la forma de los vegetales y ver que generalmente estos cuando están en un cajón en caso de no ser un producto orgánico veríamos colores perfectos, así como también tamaños iguales, muy artificial que a la vista es perfecto, pero no es para nuestra salud, una alimentación orgánica carece de esta estética perfecta, generalmente veremos vegetales que son de tamaños muy variados, así también sus tonalidades, pero mas allá de todas estas características el sabor siempre es mejor al natural que con químicos, por eso también es recomendable este tipo de alimentación.