Comida china

La gastronomía asiática se ha ganado un lugar de lujo en nuestras ciudades, impulsada ya hace tiempo por los inmigrantes, sobre todo chinos y japoneses, que llegaron a nuestro país, y que abrían restaurantes con sus comidas típicas, que pronto empezaron a causar furor entre los españoles. Hablamos de una gastronomía muy variada, especialmente la china, especializada por supuesto en el arroz y otros cereales, pero sin dejar atrás las verduras, el pescado y la carne.

Desde hace meses nos llegan noticias de China, donde se está produciendo una pequeña “revolución” en la gastronomía. Y es que la comida orgánica está empezando a ganar terreno y a brillar con luz propia en la gastronomía china actual. Desde la celebración de ferias dedicadas a estos alimentos hasta la importancia que están adquiriendo los puestos de comida orgánica en los principales mercados de Beijing y otras importantes ciudades chinas, lo que parece evidente es que el país se está abriendo cada vez más a una forma de alimentarse más sana, equilibrada y, sobre todo, respetuosa con el medio ambiente.

Al principio, y debido a su alto precio, la comida orgánica era vista como algo demasiado lujoso en China, pero conforme se ha ido extendiendo su consumo y han aparecido cada vez más y más agricultores y ganaderos dedicados a este tipo de comida, los alimentos orgánicos han terminado por tener su hueco entre el público general del país, coincidiendo a su vez con ciertas corrientes ecologistas que empiezan a tener importancia en China, y que están muy relacionadas con este movimiento de la vida y la comida orgánica.

Sabiendo como son los chinos, y teniendo en cuenta que en muchas de sus tiendas y restaurantes españoles podemos degustar productos traídos directamente desde su país, no sería extraño que en los próximos meses la comida china orgánica fuese también un boom en España. Cada vez hay más establecimientos y tiendas donde comprar comida orgánica en nuestro país, y los productos chinos ya están llegando a estas tiendas, siendo muy demandados por sus clientes.