A tener en cuenta al pedir una cita médica

Acudir al médico no es un acto banal. Entre sus manos que se coloca la salud, y la elección del médico es primordial para garantizar los mejores cuidados posibles. Por lo tanto, antes de acudir al facultativo, conviene confrontar diferentes opiniones sobre la persona que os va a tratar. El médico que os va a tratar es el que va a coordinar todo el recorrido de cuidados, y es a él al que conviene dirigirse en caso de preocupación en términos de salud.

Autor: Unsplash-Pixabay

Autor: Unsplash-Pixabay

¿Cuándo consultar al medico?

No es necesario tener una razón explícita para consultar al médico generalista. Cada 5 años, es necesario hacerse un chequeo sobre el estado de salud en general.

Lo propio de la profesión médica es la de estar disponible en cualquier instante, en cualquier día de la semana, a cualquier hora del día o de la noche. Con la salud no se juega, y por consiguiente, una urgencia médica debe ser tratada con rapidez, y ponerse en manos de un profesional de la salud debe ser una opción a contemplar por cualquier paciente. No obstante, pedir cita para el médico implica un cierto número de dispositivos para garantizar una reactividad máxima en todos los casos en las que las personas necesitan una asistencia médica a corto plazo.

El médico de guardia

Los médicos son hombres y mujeres ordinarios, y a veces necesitan un tiempo de descanso. Por eso para todos estos momentos en los que es imposible encontrar abierto un gabinete médico, existen dispositivo de médicos de guardia en todas las poblaciones y en todas las comunidades, provincias, ciudades y pueblos de España. Si no se sabe cuál es el centro de asistencia que os corresponde, en Internet se puede buscar el que más cerca se encuentre de casa, y acudir a él lo antes posible, si la situación de salud del paciente es de urgencia.