Snacks saludables

El fin del año, con sus festividades que implican reuniones, cenas y demás, es una época en la que resulta bastante difícil mantener una alimentación saludable. Nos atiborramos de alimentos saturados en grasas, azúcares y demás, y descuidamos nuestra salud. Sin embargo, podemos elaborar platillos saludables o snacks para llevar a las cenas, que sean deliciosos pero no por ello dañinos para nuestra salud.

Aquí te compartimos algunas ideas de snacks saludables, bastante sencillos de preparar y por supuesto muy sabrosos, que te harán quedar bien ante tus invitados.

Frutas secas. Son saludables y además muy ricas. Orejones de manzana, chabacano, uvas pasas, arándanos secos, ciruelas pasas, dátiles… puedes agregar nueces, cacahuates o almendras y hacer combinaciones coloridas.
Galletas de trigo integrales. Puedes acompañarlas con queso para untar, uvas, jamón serrano, pepinillos, rebanadas delgadas de pepino y rábano, etc.
Rollitos de jamón serrano y queso. Son fáciles de preparar y muy elegantes. Simplemente extiende una rebanada de queso manchego o Gouda y una de jamón serrano y enróllalos; luego corta los rollos en pedacitos. También puedes ofrecer el tradicional jamón serrano con melón: nunca falla.
Brochetitas de fruta. Inserta en un palillo de madera largo algunas frutas como uvas, fresas, melón y zarzamoras. Puedes alternar con trozos de chocolate oscuro, malvaviscos y lo que se te ocurra. También puedes bañar en chocolate líquido. Pueden ser también brochetas de vegetales a la parrilla.
Tapas españolas. Corta un pan de campo en rodajas y tuéstalas al horno con aceite de oliva; pica un par de jitomates, albahaca, cebollinos, ajo y revuelve con sal. Coloca esta mezcla encima del pan y decora con hojas de albahaca fresca.
Uvas envueltas en queso de cabra. Este aperitivo es fácil de preparar y muy original: envuelve un par de uvas grandes en queso de cabra hasta formar bolitas. Puedes terminar con nueces picadas o ajonjolí tostado.

Relacionado: lunches nutritivos para los pequeños.