Es posible alimentar a la población mundial con comida orgánica?

Una de las preguntas más importantes a responder cuando de alimentación orgánica se trata es la de si en realidad es posible alimentar a una población mundial en pleno crecimiento con comida ganada con procesos naturales.

Es mucho lo que se ha dicho y se dice sobre el tema, los detractores de la comida orgánica alegan que el producir alimentos no convencionales acrecienta el problema de las hambrunas y la escasez de comestibles en general. Veamos lo que dicen dos estudios recientes sobre el tema.

El portal de ecología Econoticias.com publicó un artículo sobre el tema donde se nos exponen los resultados de dos estudios recientes llevados a cabo en el Reino Unido y publicados a su vez en la revista científica Ecology Letters.

Según la primera de las dos mencionadas investigaciones, de la Universidad de Leeds, el aumento en la biodiversidad que trae consigo la producción ecológica en las granjas observadas es del 12%, en comparación a la de granjas similares que aplican métodos convencionales. Por otra parte el nivel de la productividad de las granjas ecológicas no alcanza la mitad de sus contrapartes. Tenemos entonces un aumento muy leve en la biodiversidad y una baja grave en las cantidades producidas.

El segundo estudio fue llevado a cabo por las universidades de Leeds y York de manera conjunta y concluye, entre otras cosas, que aumentar las cantidades de recursos aplicados a la producción orgánica en Europa traería como consecuencia un aumento en las importaciones de alimentos en dicho continente. La consecuencia sería la expansión de los terrenos dedicados a actividades agropecuarias en el extranjero, afectando la biodiversidad en tales lugares.

Hasta aquí nada nuevo, es sabido que la producción orgánica es menos productiva que la convencional, no es sorprendente que los dos estudios lo comprueben. Importantes son, sin embargo, las conclusiones de los científicos encargados.

En ambos casos se recalca en las conclusiones la importancia de mantener la producción orgánica y sobre todo, se hace incapié en el hecho de que lo que se comparó fueron los dos sistemas según los resultados que arrojan al intentar responder a la demanda actual de alimentos. Y es precisamente allí donde se percibe un problema estructural.

La población mundial deberá cambiar sus hábitos alimenticios en pro de poder ser dotada de los alimentos requeridos: con o sin producción orgánica, el verdadero problema de la falta de oferta alimentaria viene de fallas en la forma como muchos se alimentan. El consumo excesivo de carne, para ser concretos, es una de las principales dificultades a resolver con miras a un mundo sin hambre.

3 Comments

  1. José Daniel 05/10/2010
  2. Gojibeeren 08/12/2010
  3. yokpasoporaki 22/11/2012