Margarina de soja

Si estás preocupado/a por tu alimentación y estás tratando de eliminar las grasas poco beneficiosas para tu cuerpo seguramente estés interesado/a en conocer este producto. La margarina de soja es un elemento de origen vegetal que te permitirá sustituir la ingesta de grasas de origen animal menos beneficiosas para nuestro organismo.

La mantequilla de origen animal: un peligro para la salud

¿Por qué es peligrosa la mantequilla de origen animal? La mantequilla, o manteca se fabrica mediante un proceso de batido de la leche y su nata. Como resultado nos encontramos ante un alimento muy rico en grasas y calorías.

Muchas personas toman mantequilla para desayunar con tostadas o como ingrediente de algunos de sus dulces favoritos. Otras muchas cocinas todas sus recetas, en especial los pescados, con mantequilla. Este tipo de comportamiento es bastante peligroso porque los niveles de colesterol de nuestro cuerpo se pueden disparar.

Algo que conviene aclarar es que la mantequilla por sí misma no es peligrosa. Si todos llevásemos una vida saludable en la que siguiéramos una dieta sana y equilibrada e hiciéramos ejercicio de manera habitual podríamos tomar este alimentos sin preocuparnos por nuestra salud. El problema radica, principalmente, en el modo de vida más habitual en esta nuestro días que es el sedentario. De esta forma dado que hacemos poco ejercicio no somos capaces de eliminar todas las grasas que consumismos a través de este, y otros, alimento.

¿Y la margarina?

Lo más habitual es que cuando la mayor parte de las personas toman conciencia de este hecho decidan que para cuidar su salud la mejor de las opciones es la de abandonar la mantequilla o manteca en favor de la margarina e origen vegetal. Este es, en realidad, un grave error.

Tal como hemos explicado con anterioridad la manteca o mantequilla se obtiene de un proceso natural de batido de la leche y la nata de origen animal. Sin embargo la margarina se obtiene a través de las grasas vegetales. Estas no funcionan de la misma manera en que lo hacen las grasas animales y es del todo imposible conseguir este producto a través del batido. Entonces…¿cómo obtenemos la margarina?

La margarina no se obtiene, en modo alguno, por medio de un proceso natural. Lo que hay que hacer para poder conseguir este producto es someter a las grasas de origen vegetal a un proceso de hidrogenación. De esta forma conseguimos un producto de origen “trans” cuya estructura es del todo ajena a nuestro organismo.

De esta forma aunque la margarina no contiene grasas animales tampoco es beneficiosa para nuestra salud ya que contiene grasas hidrogenadas que favorecen el aumento del colesterol e interfieren en nuestro metabolismo.

La solución más saludable: la margarina de soja

La margarina de soja es una de las opciones más saludables a la hora de consumir este alimento. La margarina de soja surgió como alternativa para las personas más preocupadas por sus hábitos alimenticios.

soja

Algo que debes de tener en cuenta antes de acudir corriendo al supermercado más cercano a adquirir este producto es que existen muchas marcas que la comercializan y no todas son igual de saludables.

Algunas marcas que elaboran margarina de soja siguen utilizando el mismo proceso que hemos comentado en la sección anterior. Lo que hacen, entonces, es tomar el aceite de soja e hidrogenarlo hasta conseguir la textura sólida deseada. Por tanto nos encontramos ante un producto de mala calidad y que no nos aporta nada bueno a nuestra salud.

Por tanto debemos prestar mucha atención a la marca de que decidimos adquirir y debemos revisar los ingredientes de la misma. Existen muy pocas marcas que no utilicen grasas hidrogenadas y son estas, precisamente, las que debemos tratar de localizar. También conviene que te fijes en los índices de grasas saturadas y no saturadas que se indican en los ingredientes. Como resulta lógico tu interés debe centrarse en aquellas marcas que presenten un índice de grasas saturadas menor.

Margarina de soja casera

Otra de las formas más saludables de asegurarte de que estás tomando un producto sano y de calidad es el de ser tu mismo/a quien se encargue de elaborar la margarina de soja. De esta forma no deberás preocuparte por estudiar cuidadosamente los ingredientes o de temer que las empresas oculten algunos de los menos beneficiosos para nuestra salud ya que al ser tu mismo/a quien la elabore sabrás exactamente cómo la has realizado y estarás seguro de que es un producto sano y natural.

Si estás interesado en realizar tu propia margarina presta mucha atención a las siguientes instrucciones.

Ingredientes

  • 1 taza de leche de soja
  • 1 taza de aceite de soja
  • Zumo de limón
  • Sal

Elaboración

  1. Lo primero que debes hacer es colocar la leche en un recipiente y batirlo. Dado que estamos utilizando leche de origen vegetal en lugar de leche animal vamos a tener que batir muy rápido este líquido. Por tanto necesitaremos emplear una batidora ya que resulta del todo imposible subir la leche de soja a mano. Pon la velocidad de tu batidora al máximo y bátelo muy poco a poco.
  2. Después de haber batido la leche durante unos diez minutos ve añadiendo, en pequeñas cantidades, el aceite sin dejar de batir. Seguramente en estos momentos aún no hayas conseguido la consistencia de mantequilla que deseas. No debes preocuparte es algo totalmente normal.
  3. Después de haber batido la mezcla anterior durante unos cinco minutos añade un poco de zumo de limón. Como podrás observar al hacerlo la mezcla irá consiguiendo un aspecto cada vez más sólido. Ve repitiendo la operación cada cinco minutos: añadir un poco de zumo de limón y batir durante cinco minutos.
  4. Repite la operación hasta conseguir la textura que deseas.
  5. Al llegar a este punto debes incorporar la sal. No existe una cantidad exacta correcta para cada receta por lo que debes hacerlo al gusto. Lo mejor es que vayas incorporándola poco a poco y probando el resultado hasta llegar a la proporción que más se adapte a tu gusto. En cuanto hayas repetido esta receta un par de veces ya sabrás exactamente cuál es la cantidad de sal que debes emplear.
  6. Por último habrás notado que esta margarina de soja que acabas de realizar es de color blanquecina y no presenta el típico tono amarillento de las margarinas. Esto es algo normal mientras que la manteca o mantequilla es de color amarilla por una cuestión cien por cien natural las margarinas de origen vegetal presentan un tono blanquecino o grisáceo. Las margarinas vegetales que compramos en los supermercados presentan un color amarillento por ciertas sustancias y colorantes artificiales que llevan. Recuerda que este color blanquecino es el tono natural de la margarina de soja. Si deseas conseguir un tono amarillento puedes usar un cúrcuma en pequeñas cantidades. Con ella conseguirás el tono que deseas sin tener que emplear ningún tipo de colorante alimenticio artificial.
  7. Una vez hayas mezclado perfectamente todos los ingredientes coloca la margarina en un recipiente cerrado e introdúcela en el frigorífico. Recuerda que esta margarina solo aguantará un par de semanas ya que no tiene conservantes. Por tanto conviene que fabriques una cantidad que estés seguro/a de poder consumir en este tiempo y que repitas la operación un par de veces al mes.

Imagen (soja): PublicDomainPictures, Pixabay

One Response

  1. Romy Edith Ocampo Rábago 24/09/2016