Abono orgánico líquido casero

Fertilizar la tierra para tu hortaliza puede resultar un gran dolor de cabeza, incluso si realizar tu propia composta, por el procedimiento para su aplicación. Por ello, el abono orgánico líquido casero resulta una excelente opción.

Este tipo de abono puede ser utilizado en todo tipo de tierra desde campos de golf, sembradíos de hortalizas, jardines, invernaderos y hasta huertos urbanos ya que contiene todas las propiedades de una composta orgánica en estado líquido.

Fabricar este abono en casa es muy fácil pues requiere de materia prima que todos tenemos en casa y algunos instrumentos que pueden conseguirse a bajo costo en tiendas especializadas en jardinería o incluso los puedes rescatar de la basura.

Además, otra de las ventajas de utilizar este tipo de abono es que su proceso de fabricación, el cual es meramente artesanal, pues no requiere de instalaciones especiales, solamente es necesario recordar mover la mezcla de una o dos veces por semana durante un mes aproximadamente.

Materiales:

  • Botella o recipiente de plástico con capacidad mínima de 10 litros
  • Recorte plástico grueso y flexible
  • 1 liga
  • 1 botella pet de 600 ml
  • 20 cm de manguera para suero
  • Estiércol, paja u hojas secas, las necesarias
  • Residuos orgánicos (frutas y verduras)
  • Residuos de carne de pollo, res o cerdo
  • Residuos de papel o servilletas
  • Agua, la necesaria (puede ser de lluvia)

Procedimiento:

Coloca en el fondo del recipiente de plástico una capa de hojas secas, paja o estiércol ( a elegir).

Después añade cáscaras de frutas o verduras o incluso legumbres en estado de descomposición.

Agrega una buena cantidad de los residuos de carne y por última vacía los residuos de papel para cocina o servilletas.

Llena la capacidad restante del recipiente con agua hasta unos 5 cm antes del borde.

Realiza una perforación acorde al diámetro de la manguera en el espacio libre por llenar e inserta una lado de la manguera en el recipiente y el otro en la botella pet.

Sella el reciente con el recorte de plástico y sujetalo con la liga

Deja el recipiente en un sitio seco y oscuro. Recuerda mover la mezcla una o dos veces por semana con ayuda una pajilla de madera.

¡Y listo! En un plazo de uno a dos meses habrás obtenido el fertilizante liquido organico que tus plantas necesitan.

Para comenzar a utilizarlo debes diluirlo en agua a una proporción de 1/10, osea por cada litro de fertilizante deberás añadir 10 litros de agua para abonar las plantas, pues de otra forma puede resultar perjudicial para tu tierra.

One Response

  1. Romy Edith Ocampo Rábago 23/09/2016