El sector orgánico también crece en Brasil

Cada vez, el sector orgánico está creciendo más y más, ganando posiciones con respecto a los métodos que ahora vemos como tradicionales, pero que en realidad son modernos, cuando el verdadero método tradicional siempre ha sido el hacer crecer los alimentos sin ayuda de ningún tipo de producto que no sea natural. Los consumidores buscan la mayor calidad posible, y se alejan de todo lo que pueda provocarles problemas alimenticios, y no son pocos los casos de verduras o frutas que han dado problemas de este tipo por crecer de forma inusual, sin un control estricto. Todos prefieren alimentos naturales, y también en Brasil la tendencia de este sector está creciendo bastante.

El crecimiento del sector, que no se da solo en Brasil, sino en todo el mundo, pero especialmente en Latinoamérica, está propiciando que cada vez haya más productores idealistas que decidan comenzar con el proyecto de granja orgánica, preocupándose por el medio ambiente y haciendo crecer sus productos de la forma más saludable y natural posible, sin ayuda de tóxicos u otros productos. Los productores de este tipo de alimentos orgánicos han visto como el público los acoge de buen grado, subiendo la producción, y suponiendo un avance en unos tiempos tan duros como los actuales.

No en vano, el sector de los alimentos orgánicos ya mueve en Brasil cerca de 250 millones de dólares, y sigue creciendo exponencialmente, con vistas a un futuro más que prometedor. El crecimiento de este sector, como ya hemos dicho muchas veces en este blog, es una gran noticia para todos, empezando por los propios productores, que ven como el esfuerzo de cultivar sus alimentos de forma natural obtiene sus frutos, nunca mejor dicho. Pero además ganan los consumidores, por poder acceder a alimentos saludables y orgánicos, y también el medio ambiente, por la no utilización de pesticidas y otros productos tóxicos que pueden dañar a la tierra. En definitiva, ganamos todos.