Hambruna en Somalia

En Orgánicos también nos preocupamos por lo que pasa del otro lado del mundo. Como seguramente ya hemos escuchado, Somalia vive una situación grave de hambruna que requiere de la ayuda de todos nosotros. Pero, ¿qué podemos hacer? Primero, necesitamos conocer bien el problema y difundirlo.

El problema de la hambruna en Somalia, según un comunicado de la ONU, es resultado de un triple fracaso: en la producción de los alimentos, en la posibilidad de la gente de tener acceso a los alimentos, y en la respuesta política de los gobiernos y los donantes internacionales. Asimismo, los años de violencia interna y conflictos que ha vivido el país son factores importantes en la creación de estas condiciones de miseria.

De acuerdo con la ONU, un país o región es considerado en condiciones de hambruna o catástrofe humanitaria cuando más de dos de cada 10 mil personas mueren cada día, las tasas de desnutrición están por encima del 30 por ciento y hay una muerte masiva del ganado. Somalia, país en que se han perdido muchas vidas humanas, se encuentra justamente en esa situación.

Aunque la ayuda humanitaria ayuda a salvar vidas, no es la única solución.¿Cómo podemos prevenir las hambrunas? Somalia ha vivido una sequía de dos años que ha causado una inflación en los alimentos sin precedentes. De por sí, Somalia ya contaba con altos niveles de desnutrición y mortalidad. La sequía ha aniquilado el ganado, y el conflicto interno en este país ha hecho casi imposible el desarrollo. Por otro lado, el gobierno somalí no ha invertido en servicios sociales e infraestructura básica, y los donantes internacionales han tenido una respuesta lenta e insuficiente.

Se trata de la situación de seguridad alimentaria más seria del mundo. La ayuda de emergencia es de vital importancia, pero también tenemos que preguntarnos por qué sucedió esto, y cómo podemos evitar que vuelva a pasar.

Para más información, visita el sitio de OXFAM.