El calentamiento global también afecta a la seguridad alimentaria

El llamado efecto invernadero o calentamiento global es uno de los problemas que más preocupan a la humanidad desde que conoce los efectos tan dañinos que está produciendo en el planeta. Hablamos, principalmente, del aumento de la temperatura global, que está acabando por ejemplo con los polos norte y sur y el hielo que hay en ellos. Pero además de esto, el calentamiento también trae otras desastrosas consecuencias, como la expansión de las plagas de cultivo.

Según un estudio realizado por las universidades británicas de Oxford y Exeter, el calentamiento global también está afectando a la seguridad alimentaria mundial, puesto que las plagas de cultivo se están extendiendo aún más hacia norte y sur, dado que las temperaturas en esos polos ya no son tan extremas. Se ha calculado que, actualmente, entre el 10 y el 15% del total de la producción mundial en cultivos se pierde por las plagas, y esta cifra podría aumentar en los próximos años si se sigue esta dinámica de expansión.

Estas pérdidas de cultivo comienzan a ser ya bastante alarmantes, especialmente si tenemos en cuenta que el problema de la alimentación se está enquistando aún más con la supuesta superpoblación de nuestro planeta. Con lo que se pierde por estas plagas podría comer un 10% de la población mundial. De ahí que se mire con preocupación como las plagas de insectos devoran los cultivos en cada vez más sitios de nuestros planetas.

Por culpa del calentamiento global, estos insectos están llegando a zonas que antes les eran inadecuadas, pero al subir las temperaturas, pueden perfectamente habitar y alimentarse en ellas. Sin duda es otra de las razones a tener muy en cuenta para tratar de frenar el calentamiento global, además de las ya conocidas. Y es que parece que el hombre no ve peligro en algo que está ocurriendo realmente y que puede acabar con la propia humanidad si no hacemos nada para frenarlo.

One Response

  1. Romy Edith Ocampo Rábago 24/09/2016