¿Qué tipo de plástico es biodegradable?

De algunas décadas a la fecha, el plástico ha sido tomado por diversas industrias como estandarte para el empaque de sus productos, ya que mantiene su frescura y apariencia por mayor tiempo.

Con el paso del tiempo, el problema se agravó al no considerar el nivel de desperdicios que ocasiona un mayor consumo de empaques plásticos cuya fabricación incluía polímeros sintéticos provenientes de derivados del petróleo y carbón.

Debido a sus naturaleza, estos residuos tardan entre 100 y 400 años en descomponerse, por lo que es fácil que terminen en río, mares y otros cuerpos de agua ocasionando la mortandad de especies.

A nivel mundial el problema de manejo de residuos es difícil de solventar debido a las consecuencias que puede ocasionar un mal manejo de los mismos. Por ello diversas investigaciones se han enfocado en encontrar materiales amigables con la naturaleza.

El desarrollo de este tipo de materiales biodegradables, como bolsas de plástico y botellas parecen ser una solución efectiva hasta cierto punto, ya que muchos de estos plásticos continúan siendo fabricados a partir de derivados del petróleo.

Los plásticos biodegradables se pueden descomponer en agua mediante la acción de bacterias y/o hongos y ser transformados en sustancias simples que no dañen al medio ambiente.

Algunos tipos de plástico biodegradables se producen a partir del almidón, que es un polímero natural fabricado por los cereales y tubérculos de manera natural. Otras plantaciones de las que se puede extraer el material para fabricar este tipo de plástico son: el plátano y  la yuca.

Se puede crear plástico biodegradable a partir de legumbres que contengan una  buena cantidad de ácido láctico, polisacáridos, poli lactonas, polilácticos, tal es el caso del aceite de soya.

La gran ventaja de estos materiales es que cuando termina su vida útil al ser de procedencia orgánica, se descomponen en un breve lapso de tiempo por acción de los microorganismos ya mencionados, para después servir de abono para las plantas.

Otra manera de producir plásticos biodegradables es trasladar los genes de la bacteria Alcaligenes eutrophus que producen polihidroxibutirato (PHB), un polímero del tipo PHA  a una planta, que puede ser de soja, canola, maíz, algodón, alfalfa o tabaco.

Este experimento logró producir una cantidad considerable de plásticos biodegradables sin generar efectos nocivos en los vegetales o en la tierra de cultivo, y sin la necesidad de una inversión elevada.

Con el objetivo de vigilar la calidad y composición de los plásticos biodegradables se creó la norma europea UNE 13432 que determina el grado de biodegradabilidad y compostabilidad de este tipo de materiales , la norma exige en un máxima de 6 meses el plástico se mantenga sin ecotoxicidad del humus.

One Response

  1. Romy Edith Ocampo Rábago 23/09/2016