Receta de galletas navideñas

En esta época navideña, nada mejor que regalar una docena de galletas hechas en casa. Además de que ahorraremos, quienes reciban este original obsequio agradecerán el detalle de que lo hicimos nosotros mismos. ¡No tenemos que salir “de compras” para quedar bien con nuestros seres queridos!

Esta receta es, además de deliciosa, sumamente saludable. Se elabora con harina integral, azúcar mascabado, mantequilla de rancho y vainilla líquida natural. Intentemos usar productos orgánicos como huevo, mantequilla y harina para que sea aún más saludable. ¡A hornear se ha dicho!

Necesitaremos:

130 gramos de mantequilla de rancho (no margarina)
1 taza de azúcar mascabado
2 1/3de taza de harina integral
1 huevo orgánico
½ cucharadita polvo para hornear
¼ cucharadita bicarbonato de sodio
un chorrito de vainilla líquida natural
nueces picadas
arándanos
una pizca de sal

Para hacer esta deliciosa receta, lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a 160 grados centígrados. Acremamos la mantequilla hasta que se torne amarillo pálido, incorporamos el azúcar mascabado y mezclamos hasta que se forme una pasta. Entonces añadimos el huevo previamente batido y un chorrito de vainilla líquida. Apartamos.

Por otro lado, tamizamos la harina, el polvo para hornear y la sal. Añadimos a la mezcla de mantequilla y revolvemos hasta que se vuelva una masa homogénea (pero cuidado con mezclar demasiado). Una vez que obtengamos una masa consistente, añadimos las nueces picadas y los arándanos y nos cercioramos de que estén bien distribuidos en la masa.

Tomamos dos charolas para repostería, las engrasamos y enharinamos (algunas no requieren este proceso, las de teflón) y tomamos en nuestras palmas humedecidas un poco de la masa. Hacemos bolitas de aproximadamente 4 centímetros de diámetro y las colocamos en la charola, dejando entre cada una alrededor de 5 centímetros de separación. Horneamos por 20 minutos o hasta que las orillas estén doradas.

Una vez fuera del horno, dejamos enfriar en la charola unos 10 minutos y pasamos a rejillas para que se enfríen completamente. En lugar de arándanos y nueces, podemos también utilizar chispas de chocolate amargo y avellanas. ¡Buen provecho!

Post relacionado: Eco-regalos navideños