Té Chai, bebida de Oriente

El té Chai se ha convertido rápidamente en una bebida de gran popularidad en Occidente. Se trata de una bebida hindú que se compone de té negro y especias típicas de oriente.

Sin duda, de entre todos los tés, el de Chai es de los más sabrosos. Su exótico sabor mezcla especias, cáscaras de naranja y otros ingredientes que caen tan bien a nuestro estómago como a nuestro ánimo. Si queremos llevar una alimentación saludable, sin duda esta bebida caliente nos permitirá lograrlo: sus ingredientes contienen propiedades bastante nutritivas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que este té debe ser tomado por las mañanas o las tardes, pero de preferencia no por la noche, pues sus componentes poseen propiedades energizantes y pueden inhibir el sueño profundo. Es ideal para tomarlo al despertar como un sustituto del café. Aunque hoy día lo venden en casi cualquier establecimiento comercial de café, puede prepararse fácilmente en casa y su sabor será infinitamente mejor. Aquí te compartimos la receta.

Necesitaremos:

6 tazas de agua.
2 tazas de leche (puede ser leche de soya)
4 cucharaditas de té negro
4 clavos de olor
8 semillas de cardamomo
1 ramita de canela
2 cucharaditas de jengibre en polvo o fresco
1 cucharadita de semillas de anís verde
Una pizca de ralladura de naranja
Azúcar morena o miel

Elaboración:

Recomendamos comprar las especias enteras y molerlas al momento, para que liberen todo su aroma. Hervimos todas las especias en las seis tazas de agua a fuego lento durante unos 10 minutos. Al cabo de este tiempo, añadimos la leche, el té negro y el azúcar o miel. Dejamos reposar unos 5 minutos y colamos. Podemos tomar caliente, con o sin la leche, o frío con un par de hielos. Frappé también sabe delicioso: simplemente tenemos que batir en la licuadora con hielos.