Leches vegetales

Existen diversas alternativas a la leche de vaca, de gran sabor y calidad nutricional. Ya sea porque se es intolerante a la lactosa, porque se desea llevar una alimentación saludable o simplemente por ganas probar algo diferente, estas bebidas son una excelente opción.

Leche de soya. Es una fuente de proteínas, no contiene colesterol ni grasas saturadas. Además contiene lecitina, sustancia que ayuda a evitar que se acumule grasa en las arterias. Conviene comprar solamente leches de soya orgánicas, pues la mayoría que se ofrecen en el mercado son transgénicas, o con conservadores y azúcares añadidos.

Leche de arroz. Esta bebida es altamente digestiva. De sabor ligeramente dulce, es también rica en azúcares de asimilación lenta. No contiene gluten, por lo que es apta para personas celiacas o intolerantes a este componente. Para prepararla en casa, batir en una licuadora 4 tazas de agua caliente,  1 taza de arroz integral cocinado y 1 cucharadita de vainilla. Dejar asentar por 30 minutos y colar la mezcla resultante.

Leche de avena. Es una fuente de fibra soluble, reduce el colesterol y aporta energía. Contiene proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales. Es fácil de digerir. Para prepararla en casa: mezclar en una licuadora 4 tazas de agua fría, 2 tazas de avena instantánea, 1 cucharadita de vainilla y sal. Si se desea, se puede agregar miel. Colar la mezcla y refrigerar.

Leche de almendras. Esta leche de delicioso sabor es rica en proteínas, aporta calcio y energía y no contiene gluten. Para prepararla: colocar almendras en agua hirviendo por 5 minutos, pelarlas y dejarlas en remojo por la noche. Mezclar en una licuadora, dejar asentar por 30 minutos. Colar y guardar en el refrigerador.

Entradas relacionadas: Café de higo, una alternativa sin cafeína, Alternativas al azúcar refinado.