Alfombras recicladas

Una nueva tendencia se está adueñando poco a poco del mundo textil: el de las Alfombras recicladas. No sólo están de moda, también son muy ecológicas, pues permiten reutilizar materiales que de otro modo terminarían en la basura.

Para confeccionar estas alfombras se utilizan pedazos de telas que se desechan en fábricas de ropa; también es posible hacerlas en casa con camisetas que ya no usemos. Con un poco de imaginación, es posible crear coloridos y originales diseños de alfombras que no encontrarás en ningún lado.

La idea es combinar colores y texturas para crear una alfombra única, que refleje tu personalidad. Existen escuelas que ya ofrecen talleres sobre confección de alfombras recicladas, o también puedes encontrar tutoriales en línea que te ofrecerán una guía para hacer tu propia creación.

Además de bolsas, con estos restos de tela también se pueden hacer bolsas, estuches, cojines, carteras y mucho más. ¿Por qué desperdiciar toda esa tela cuando podría convertirse en el adorno central de nuestra sala?

Si te parece muy complicado hacer una de estas alfombras, puedes encontrarlas en la mayoría de las tiendas de decoración para hogar (las llaman “rag rugs”) o en tiendas especializadas, sobre todo en aquellas que se preocupan por el medio ambiente. Cabe mencionar que son un poco caras, pues están hechas a mano y lleva tiempo confeccionarlas. Se deben elegir cuidadosamente los materiales, cortarlos y entretejerlos en una malla.

Pero el precio bien vale la pena: verás cómo todas tus visitas elogian ese tapete-pieza de arte que hace lucir tu hogar como ningún otro. Así que, si tienes tiempo, consigue un buen tutorial, unas buenas telas que ya no se usen y todos los instrumentos que sean necesarios. Si no tienes tiempo pero aún así quieres tu tapete reciclado, busca en Internet y seguramente encontrarás muchas tiendas que lo venden en la ciudad en que vives.