Detectar males en la retina

Sin duda, nuestros ojos son de los órganos más sensibles de nuestro cuerpo. Gracias a ellos podemos maravillarnos con hermosos paisajes, ver a nuestros seres queridos y aprender un sinnúmero de cosas. Sin embargo, si no los sabemos cuidar, pueden ser víctimas de enfermedades graves que incluso nos quiten la vista.

Por esta razón, además de llevar una buena higiene ocular, resulta indispensable que nos realicemos pruebas preventivas para detectar cualquier anomalía a tiempo. El test de amsler es una forma de saber si nuestro ojo, en especial nuestra retina, tiene deformaciones que puedan afectar nuestra capacidad visual. Consta de una retícula en blanco y negro –algunas variaciones son en amarillo y azul, y permiten detectar un rango más amplio de males oculares-.

Los pacientes deben mirar por separado (colocando una tablilla entre los ojos o cubriendo uno con la mano) al centro de la retícula, marcada con un punto negro. Si las líneas aparecen distorsionadas o simplemente dejan de aparecer en algún punto, entonces es muy probable que se sufra de algún trastorno retinal. De ser así, sin duda lo más conveniente es visitar a un oftalmólogo cuanto antes.

La prueba de amsler, desarrollada por el oftalmólogo suizo Marc Amsler, resulta sumamente útil para valorar la visión central y para detectar males a tiempo, que de otro modo pasarían imperceptibles. Las personas de edad avanzada y que padezcan diabetes son más propensas a sufrir estos trastornos, por lo que se les sugiere que se realicen la prueba cuanto antes. Se puede acudir con un especialista que las aplique (lo más recomendable) o bien, pueden hallarse versiones en línea.

Para utilizar las versiones en Internet, coloquémonos a una distancia de 35 centímetros del monitor; entonces, cubramos con la palma de nuestra mano uno de nuestros ojos y fijemos la vista al centro de la cuadrícula. Repitamos el procedimiento con el otro ojo y entonces preguntémonos: ¿vemos las líneas rectas o curveadas? ¿las vemos completas o se interrumpen en algún punto? Si alguna de las respuestas anteriores es afirmativa, entonces deberemos acudir a un oftalmólogo para que nos revise.