El algarrobo: una alternativa al chocolate

El fruto del árbol del algarrobo, de unos 15 metros de altura, se ha utilizado durante años por sus propiedades medicinales. Sin embargo, en años recientes se ha convertido en el alimento ideal para sustituir al chocolate, convirtiéndose así en la alternativa saludable a esta delicia. Los naturistas y las personas que cuidan su salud lo utilizan ampliamente en postres y bebidas.

Las barras de chocolate que podemos encontrar en el mercado contienen en realidad muy poco cacao y muchos componentes poco saludables, como azúcar refinado, productos lácteos en polvo, jarabe de maíz, saborizantes químicos y otros aditivos. En todo caso, los menos dañinos son los chocolates oscuros o amargos. El algarrobo es un sustituto naturalmente dulce, libre de cafeína y de buen sabor.

Sus ventajas

El algarrobo o carob es naturalmente dulce, por lo que no requiere ser endulzado como el chocolate (que es naturalmente amargo). Por esta razón,  también se emplea para mejorar el aroma y el sabor de numerosos productos alimenticios.

Además, este fruto es una excelente fuente de vitaminas del grupo B –como la B1 o tiamina, la B2 o riboflavina, la B3 o niacina y de pro-vitamina A o beta-caroteno. También aporta minerales como potasio, fósforo, hierro, magnesio, calcio y silicio.

Otra cualidad es que posee menos grasa que el chocolate y una buena cantidad de proteínas. Las semillas de algarrobo contienen fibra soluble que facilita la digestión y alivia la diarrea.

Las personas que no pueden consumir chocolate debido a las migrañas o alergias que les genera pueden comer productos hechos a base de algarrobo sin problema alguno.

Por otra parte, el algarrobo es alcalino para el cuerpo, mientras que el chocolate crea acidez.

Probemos cocinar algún postre con algarrobo y veamos qué tanto nos gusta su sabor. Tratemos de utilizar algarrobo orgánico, para cuidar nuestra salud y la del medio ambiente.