Agricultura urbana en México y España

Hoy día, los huertos urbanos proveen de alimentos a alrededor de 700 millones de personas en las ciudades alrededor del mundo. Por tal motivo, el concepto de agricultura urbana está estrechamente relacionado con el de seguridad alimentaria, mismo que significa que una población tenga acceso a alimentos en cualquier momento, y que éstos sean de buena calidad. La siembra de vegetales en jardines de la ciudad permite obtener continuamente productos orgánicos,  frescos y locales.

La agricultura urbana es igual a:

  • Menos transporte, y por lo tanto menor gasto de combustible. Los productos son más económicos y frescos.
  • Autosuficiencia: las familias pueden cultivar y consumir sus propios alimentos, lo cual a la vez mejora su economía.
  • Estética: los paisajes verdes embellecen cualquier espacio.
  • Alimentación saludable: la agricultura ecológica casera no utiliza fertilizantes ni pesticidas, sino abonos naturales; sus productos son seguros para el consumo humano.
  • Integración familiar: las labores del jardín son una buena forma de convivir con la familia.
  • Educación: tener un huerto orgánico es sumamente educativo, pues los niños aprenden de dónde provienen sus alimentos.
  • Terapia: reconectarse con la naturaleza resulta una excelente terapia y un gran ejercicio.
  • Reducción de la huella de carbono y contribución a la ecología.

En México, el Centro de Agricultura Urbana Romita es un espacio comunitario abierto al público, donde se imparten talleres sobre cultivos urbanos, elaboración de compostas, técnicas de hidroponía, huertos verticales y construcción de mini invernaderos, entre otros.

En España, Ecohortus, con sede en Mallorca, ofrece talleres de huerto urbano y vermicompostaje (compostaje con lombrices).