Slow Food: placer y calidad en cada bocado

Slow Food surgió en 1989 como un contrapeso a la cultura del “Fast Food”. Hoy día, se trata de un movimiento global que cuenta con miembros en más de 150 países alrededor del mundo, incluyendo México y España.

El movimiento promueve una dieta a base de alimentos frescos, producidos localmente con métodos sostenibles. Busca asimismo recuperar la conexión entre productores y consumidores  y, por último, impulsar que el momento de la comida vuelva a ser una especie de ritual, y no una actividad mecánica que sólo tiene como fin llenar el estómago. Para Slow Food, los alimentos, la comunidad y el medio ambiente son elementos inseparables.

En resumen, se trata de una concepción que rechaza los productos industrializados, los métodos de producción contaminantes, los pagos injustos a productores y la idea de que en esta vida ajetreada se tiene que engullir la comida con la mayor rapidez posible.

Es necesario despertar conciencia sobre el hecho de que las decisiones hechas por los consumidores influyen enormemente en la forma en que es cultivada y producida su comida. De este modo, un consumidor bien informado sobre dónde y cómo fue producido lo que está en su plato se convierte en un “co-productor”, pues apoya activamente a productores locales, convirtiéndose así en parte del proceso de producción.

“Tómese su tiempo”

Un punto clave de esta asociación consiste en la defensa del “placer de comer”: todo ser humano tiene derecho de disfrutar su comida, saborear cada bocado y comer sin prisas. El objetivo es lograr una conexión entre la gastronomía, la ecología, la ética y el placer (a lo que ellos llaman “neo-gastronomía”).

Muchos restaurantes y tiendas de alimentos del mundo entero se han unido a esta iniciativa, ofreciendo a sus clientes productos orgánicos, procedentes de un comercio justo y en entornos agradables donde puedan consumirse sin prisa alguna. ¡Enhorabuena! en estos lugares, el mesero no comenzará a levantar los platos antes de tiempo en señal de que ya es hora de pagar la cuenta e irse.

Para quienes quieren saber más, he aquí la dirección del sitio web de Slow Food España: http://slowfood.es

No Responses

  1. Pingback: Cereales integrales, la mejor opción | Organicos.eu 24/05/2011
  2. Pingback: Recomendación de lectura: The Art of Simple Food, de Alice Waters | Organicos.eu 08/09/2011