Tips para mantener un jardín orgánico, segunda parte

Aquí compartimos más recomendaciones para mantener en estado saludable un huerto orgánico propio:

6. Evitar regar las hojas. El exceso de agua acumulada en una planta la vuelve más susceptible a padecer enfermedades causadas por hongos.

7. Vegetales de raíces cortas vs. vegetales de raíces profundas. Balancear las necesidades de agua de una planta es equivalente a llevar una alimentación saludable. Las plantas deben consumir agua con moderación. Hay que regalarlas lo suficiente para que se mantengan sanas, pero sin inundarlas.

Los vegetales de raíces cortas, como los frijoles o las hortalizas, deben ser regados con mayor frecuencia y aplicaciones más ligeras que los vegetales más profundos, como el maíz y los tomates.

8. Usar un jarro de leche. A un jarro de leche de un galón se le hacen pequeños agujeros en la parte de abajo. Se entierra la mayor parte del jarrón junto a las plantas del jardín, y se coloca la boca de la manguera por su abertura sin tapa. Este método permite que el agua gotee lentamente hacia el suelo y favorece que las plantas crezcan raíces profundas.

9. Usar cobertura para el suelo y composta orgánica. El uso de desperdicios orgánicos tales como paja, heno, hierba cortada y estiércol es una de las maneras más efectivas de controlar la hidratación en el suelo y prevenir el crecimiento de malas hierbas. Esparcir en el suelo una cobertura de 2 a 3 pulgadas de grosor de estos desperdicios orgánicos; ello ayuduará a bloquear la luz solar y a estabilizar la humedad del suelo así como su pH, lo que a su vez ayudará a que el suelo se mantenga más fresco y húmedo durante los meses de verano.

10. Proveer a las plantas de alrededor de una pulgada de agua cada semana. La idea es mantener el suelo ligeramente humedecido para prevenir que se seque por completo. Existen algunas excepciones a esta regla: ambientes muy calurosos, tierras muy secas y arenosas o plantíos muy abarrotados necesitan una mayor cantidad de agua. Por otro lado, cuando las plantas están muy espaciadas entre sí, el clima es fresco o la tierra muy pesada, podrían requerir menos agua.

Entrada relacionada: Agricultura Urbana en México y España.

One Response

  1. Heiyi Tavarez 06/08/2012